CLADE en la ONU

La Campaña Latinoamericana por el Derecho a la Educación (CLADE) participa en la 71ª sesión de la Asamblea General de la ONU, incidiendo por una mayor financiación de la educación pública

Delegación de la red participó en una serie de eventos en el marco de la Asamblea General de la ONU en Nueva York, entre ellos el lanzamiento del Informe “La Generación del Aprendizaje: invertir en educación en un mundo en proceso de cambios”, elaborado por la Comisión Internacional sobre el Financiamiento de las Oportunidades para la Educación Mundial. En la ocasión, se hizo una alerta sobre las actuales amenazas al derecho humano a la educación en Brasil y la necesidad de frenar a la comercialización de la educación en el mundo


UN Photo/JC McIlwaine

La Campaña Latinoamericana por el Derecho a la Educación (CLADE) participó en una serie de eventos paralelos a la 71ª sesión de la Asamblea General de las Naciones Unidas, que se realiza en Nueva York, EUA, un año después de la adopción de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Su delegación estaba formada por Camilla Croso, coordinadora general de la CLADE y presidenta de la Campaña Mundial por la Educación (CME), Cecilia Lazarte, de la Fundación Ayuda en Acción Bolivia, y Daniel Cara, coordinador de la Campaña Nacional por el Derecho a la Educación de Brasil.

La delegación de la CLADE estuvo en el lanzamiento del informe “La Generación del Aprendizaje: invertir en educación en un mundo en proceso de cambios” (“The Learning Generation: investing in education for a changing world”, en inglés), evento que tuvo lugar el 18 de septiembre. Dicho informe, que se presentó al Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, fue elaborado por la Comisión Internacional sobre el Financiamiento de las Oportunidades para la Educación Mundial (International Commission on Financing Global Education Opportunity), iniciativa presidida por Gordon Brown, Enviado Especial de las Naciones Unidas para la Educación Global.

La Campaña Mundial por la Educación presentó una respuesta escrita al informe de la Comisión, en la cual expresa su preocupación ante el énfasis que pone el documento en el rendimiento educativo y el desarrollo de estándares internacionales y resultados mensurables de aprendizaje como condicionantes para una mayor financiación educativa, así como su idea de crear una nueva institución financiera multilateral para la educación, la cual permitiría que las inversiones educativas se realizaran en la forma de préstamos y con el cobro de intereses [lea aquí el comunicado de prensa de la CME con más informaciones – en inglés].

«Nos parece interesante la recomendación que hace el informe de ampliar de 1.2 trillones a 3 trillones de dólares el gasto con educación en todo el mundo hasta el 2030. Sin embargo, nos preocupan los trayectos propuestos para ello, como por ejemplo la puesta en marcha de reformas educativas en base al rendimiento, el desarrollo de un único indicador global de aprendizaje, nuevos préstamos educativos y la entrada de inversores comerciales, a partir de una lógica y un conjunto de ideas distantes de la Agenda de Educación 2030, la cual no se menciona», afirma Camilla Croso, coordinadora general de la CLADE.

“Además, el informe propone una nueva institucionalidad para llevar adelante dichas recomendaciones, como por ejemplo un nuevo Banco Multilateral de Desarrollo, un Representante Especial para la Educación y una instancia de alto nivel presidida por dicho Representante, ambos serían aprobados en el marco de Naciones Unidas. El informe ignora al Comité Directivo del ODS 4- Educación 2030, adoptado en el 2015 como instancia fundamental de seguimiento de la Agenda de Educación 2030, así como el rol de la Relatoría Especial sobre el Derecho a la Educación de Naciones Unidas», añade.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.